Descubriendo Castellón: Peñíscola, la ciudad medieval a orillas del Mediterráneo

A una hora de Castellón, se alza una pequeña villa medieval coronada por un espectacular castillo que representa la esencia medieval de la costa castellonense. Peñíscola es un de los destinos ineludibles para visitar durante las vacaciones en Castellón, y la sola vista de su casco antiguo ya provoca muchas emociones en los visitantes.

Se accede al casco antiguo desde la base del peñón, por cualquiera de las tres puertas de acceso. Lo más lógico es entrar por el primer acceso que encontramos, a la derecha subiendo desde la playa. De ese modo se accede a la calle principal del pueblo. En ella encontramos numerosos restaurantes, tiendas de recuerdos y lugares donde detenerse a contemplar la grandeza del mar y descubrir pequeños rincones. Uno de ellos es El Bufador, una pequeña oquedad en la roca que conecta directamente con el mar y permite escuchar el ruido del agua en el fondo, de ahí su nombre (en castellano sería El Soplador).

Al final del transitado recorrido se llega al Castillo del Papa Luna, donde Benedicto XIII reinó como antipapa durante el siglo XV. Se trata de una impresionante fortaleza desde donde se domina toda la costa y que resistió varios ataques durante su época de esplendor. Como curiosidad, fue el lugar elegido para rodar la famosa película El Cid, con Charlton Heston y Sophia Loren como protagonistas.

Precisamente, durante el rodaje de la película el equipo de producción se alojó en el Hotel del Golf Playa – Castellón, inaugurado en el Grao de Castellón un año antes. La actriz italiana y el galán americano disfrutaron de la comodidad de un recién abierto establecimiento, el primer hotel de playa de una todavía poco conocida Castellón turística.

Detrás del castillo se abren los jardines, donde se puede asistir a una exhibición de cetrería, con aves rapaces y otros espectáculos de ambientación medieval. Se baja por otro de los accesos, donde se puede disfrutar de un refresco contemplando la imponente figura del castillo y el mar abierto.

Durante toda la temporada estival, Peñíscola hierve de actividad, por lo que es fácil encontrar espectáculos, mercadillos y exhibiciones, además de los importantes festivales de cine, teatro o música que ocupan sus calles y lugares más emblemáticos.

A poca distancia del Grao de Castellón, donde se ubica el Hotel del Golf Playa – Castellón, se puede pasar un magnífico día perdiéndose por las callejuelas del casco histórico de Peñíscola y revivir los tiempos en que ya era una joya de la costa castellonense.

Leave a Reply